Currently browsing: Mac OS X Leopard

OpinionSpy, un nuevo spyware para Mac OS X

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

Vía Genbeta descubro que ayer la compañía Intego (dedicada a la seguridad de Mac OS X) ha descubierto un peligroso spyware para Mac OS X: OpinionSpy (una variante para Mac OS X de un spyware que lleva existiendo para Windows desde 2008). Este spyware se descarga durante el proceso de instalación de algunas aplicaciones gratuitas de sitios como Softpedia, MacUpdate o VersionTracker. Concretamente, la aplicación MishInc FLV To Mp3 y diversos salvapantallas de 7art.

Además de escanear los archivos y las carpetas del equipo, el spyware envía información encriptada (de momento no sé sabe exactamente qué es lo que envía) a servidores externos. También inyecta código en algunas aplicaciones, como Firefox, Safari o iChat cuando están funcionando, infectando la memoria y no los archivos del disco duro; graba la actividad del usuario y crea un acceso a los Macs infectados.

El software espía en sí no está incluido en esas aplicaciones, pero se descarga durante el proceso de instalación y se instala simulando ser un programa de estudio de mercado (se le debe dar una contraseña de administrador durante el proceso de instalación para que se instale). Las versiones de estas aplicaciones que se distribuyen en las páginas de los autores están ausentes de este mensaje.

Para saber si estamos infectados basta con abrir una ventana de Terminal y escribir:

netstat -an -f inet | fgrep 8254
Comprobando si estamos infectados

Comprobando si estamos infectados

Este comando devuelve las conexiones al puerto indicado al final del mismo, de modo que si al ejecutar el comando no muestra nada, el puerto está cerrado. Si por el contrario mostrase algo, seguramente estaríamos infectados. En la imagen de la izquierda podéis ver el resultado del comando en mi MacBook Pro. Al revisar el puerto 8254, se ve que no está abierto (no he instalado ninguna aplicación descargada desde las páginas que he mencionado arriba, así que no hay ningún motivo para que esté infectado). Al probar sobre el puerto 8888 se ve que está abierto (debido a que estoy ejecutando un servidor local, aunque esto no viene al caso). Otro modo de detectarlo en abrir el Monitor de Actividad y buscar un proceso llamado Opinion. Si aparece, estaríamos infectados.

Si resultase que estuviéramos infectados, para poder eliminarlo (sin usar el antivirus de Intego) deberíamos buscar en Spotlight PremierOpinion (ojo, es posible que este nombre cambie más adelante en nuevas variantes del spyware) y una vez lo hayamos encontrado, eliminamos la carpeta que lo contiene arrastrándola a la papelera y vaciándola. Tras reiniciar el equipo no debería volver a aparecer el proceso y deberíamos estar totalmente seguros de nuevo.

Instalar Firefox en Mac OS X

Instalar Firefox en Mac

A pesar de ser un spyware bastante peligroso, es relativamente fácil no infectarse, teniendo en cuenta que la mayoría de las aplicaciones para Mac OS X se instalan arrastrando un archivo a la carpeta de Aplicaciones (proceso en el cual no hay que introducir ninguna contraseña de administrador) y que tan sólo algunas aplicaciones (como Final Cut Studio, Adobe Creative Suite, Xcode, Microsoft Office, etc; o videojuegos como Los Sims 3 o Spore, etc) tienen un instalador propio y requieren contraseña de administrador.

Y es que el tema de la seguridad es más algo de sentido común que de software antivirus. Al fin y al cabo, ¿le daríamos las llaves de nuestras casas a un completo desconocido? Quizás el mejor antivirus de todos sea algo de sentido común y buen juicio.

Restaurar un Mac desde una copia de seguridad de Time Machine

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

Una de las cosas que más me sorprendieron de Mac OS X fue Time Machine. Se trata de un sistema de copias de seguridad que permite restaurar cualquier archivo de nuestro disco duro a una versión anterior del mismo (o restaurar archivos que borramos de nuestro disco duro). Time Machine guarda copias horarias del disco duro de las últimas 24 horas, copias diarias del último mes y copias semanales de todo lo que tenga más de un mes de antigüedad hasta que se acabe el espacio en el disco duro donde se almacena la copia, en cuyo caso te propondrá borrar las copias anteriores para poder seguir añadiendo archivos.

Lo bueno de Time Machine es que no sólo permite restaurar archivos, sino todo el sistema operativo: aplicaciones, preferencias, documentos, cuentas, etc. Pongamos por ejemplo, que cambiamos el disco duro de nuestro Mac y reinstalamos Mac OS X. Pues bien, podemos evitarnos tener que configurar todo el equipo e instalar todas las aplicaciones si tenemos a mano una copia de Time Machine. Además, el proceso de restauración es la mar de sencillo.

Lo primero que tenemos que hacer es instalar como de costumbre Mac OS X. Cuando haya finalizado la instalación nos mostrará un vídeo de bienvenida y nos preguntará por el idioma. Disculpad la calidad de las imágenes: estaba restaurando mi MacBook (he cambiado el disco duro por uno de 500GB y tenía que reinstalar Mac OS X) y no he podido sacar mejores fotos.

Pantalla de bienvenida

Selección de idioma

A continuación nos preguntará acerca de si tenemos una copia de seguridad. Básicamente nos ofrece 4 opciones: La primera es que si tenemos otro Mac, restauremos a partir de él; la segunda es restaurar a partir del contenido de otro disco duro del Mac en el que se está instalando Mac OS X (supongo que también valdrá para particiones); la tercera es restaurar desde una copia de seguridad de Time Machine (la que debemos seleccionar) y la cuarta es comenzar de 0 y no restaurar nada.

Opciones de migración

Lo siguiente que nos pedirá Mac OS X es el volumen donde está almacenada la copia de Time Machine. Dependiendo de si está conectado por cable (sea Ethernet, USB o Firewire) o si se accede de forma inalámbrica (creo que el único método que permite es WiFi, aunque no estoy seguro), habrá más pasos intermedios o no. Yo he realizado la restauración desde una Time Capsule conectada por el cable Ethernet, con lo cual el siguiente paso ha sido directamente seleccionar el volumen (Data) y seleccionar el contenido a restaurar (en mi caso todo).

Seleccionamos el volumen donde está el backup

Seleccionamos el contenido a restaurar

Por último, Mac OS X comenzará la restauración. El proceso es muy lento, en mi caso, para restaurar menos de 120GB, Mac OS X ha necesitado algo más de 2 horas. Aunque las ventajas superan con creces el tiempo necesario, ya que con esto nos evitamos tener que reinstalar todas las aplicaciones, configurar las preferencias y copiar nuestros documentos.

No está nada mal, ¿no creéis?

Programa un apagado o reinicio en Mac OS X

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.
El Mac está programado para apagarse en 10 minutos

El Mac está programado para apagarse en 10 minutos

Programar el apagado del equipo es algo realmente útil que nunca sabes cuándo vas a utilizar, pero que seguro que te vendrá genial en más de una ocasión. Por ejemplo, cuando quieres dejar el equipo haciendo una copia de seguridad que durará un par de horas y tienes que irte a una reunión a la que no puedes faltar o en aquellos casos en los que quieres dejar el equipo conectado un par de horas durante la noche pero no quieres preocuparte por apagarlo al despertarte.

Hace algún tiempo expliqué cómo programar un apagado en Windows, y hoy explicaré cómo programar un apagado en Mac OS X (el cual creo que se programa de forma muy similar en Linux).

Programar el apagado en Mac OS X es algo bastante simple, para lo cual recurriremos a la terminal y a la función shutdown. Esta función acepta bastantes parámetros pero nos centraremos tan sólo en el modo y en el tiempo, y de forma algo superficial (realmetne hay muchas opciones a la hora de programar el apagado, pero en la mayoría de los casos no las usaremos).

La sintaxis de la función es la siguiente: shutdown [-] [-h [-u] | -r | -s | -k] [-o [-n]] time [warning-message …] (ojo, tenemos que ejecutar la función en modo superusuario, así que añadiremos sudo antes de la función). De todos estos parámetros, nos centraremos en el tiempo y en el modo de apagado y reinicio, simplificando la sintaxis que usaremos a esto: shutdown [-h | -r] time.

El apagado se ha cancelado

El apagado se ha cancelado

El primer parámetro indica el modo (por llamarlo de alguna forma). Disponemos de muchos modos, pero nos centraremos en el apagado (-h) y en el reinicio (-r). Los demás los dejaremos para otro día.

El segundo parámetro es el tiempo, que podemos indicarlo de dos formas diferentes: o bien indicando el tiempo que pasará, o bien indicando la fecha en la que ocurrirá. La principal diferencia es que el primero lo usaremos en aquellos casos en los que nos interesa que trascurra cierto tiempo hasta el apagado mientras que el segundo lo usaremos en aquellos casos en los que nos interesa que a cierta hora (y fecha) el equipo se apague. El tiempo en el primer caso se indica con un signo + delante y se indica en minutos. En el segundo caso se especifica usando la siguiente sintaxis: yymmddhhmm. Año, mes, día, hora y minuto. Si queremos apagar el equipo de inmediato, podemos usar la palabra now (ahora) a modo de tiempo.

Dejemos de lado la teoría y pasemos a la práctica, imaginemos que queremos apagar el equipo dentro de 3 horas y media, pues bien, usaremos el siguiente código:

sudo shutdown -h +210

Ahora, por ejemplo, supongamos que queremos reiniciar el equipo el día 31 a las 23:59, bien, la función quedaría así:

sudo shutdown -r 0912312359

También podemos cancelar un apagado programado cerrando el proceso shutdown, como antes, tenemos que hacerlo en modo de superusuario, quedando así el código:

sudo killall shutdown

Como podéis ver, no tiene mucha dificultad y da mucho juego, teniendo en cuenta que hasta podemos determinar la fecha del apagado, lo cual le da más juego.

Utiliza el disco duro de otro Mac con Time Machine

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

Time MachineTime Machine es una aplicación que entró en Mac OS X con Leopard y que permite crear copias de seguridad de una forma muy fácil y cómoda. Basta con conectar un disco duro externo y seleccionarlo como disco para copias de Time Machine, y él solito creará copias automáticas de todo tu disco duro cada hora. Con Time Machine, además de poder restaurar archivos, puedes formatear el disco duro, reinstalar Mac OS X y recuperar todo el sistema como estaba antes (aplicaciones instaladas, preferencias, historial, documentos… todo). Para mí, una de las aplicaciones más útiles de Mac OS X.

Sin embargo para poder usar Time Machine es necesario un disco duro adicional. Si bien es cierto que podemos usar una partición del propio disco duro de nuestro Mac, no es muy recomendable, ya que si falla el disco duro, perdemos la copia, mientras que si la tenemos en un disco externo, no perdemos nada.

Aunque no por esto es necesario comprar un disco duro sólo para Time Machine, y es que en Applesfera han publicado un tutorial para compartir el disco duro de un Mac con otros Mac para que todos puedan usarlo para almacenar las copias de seguridad de Time Machine, como si de una Time Capsule casera se tratase.

La intro de Mac OS X Leopard y Snow Leopard

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

La primera vez que enciendes un Mac (o después de instalar Mac OS X Leopard y Snow Leopard) aparece un pequeño vídeo con la palabra “Bienvenido” en diversos idiomas. Si os lo perdisteis la primera vez que conectasteis vuestros Mac podeis verlo fácilmente, ya que se encuentra en una carpeta del disco duro.

Basta con acceder a Sistema » Librería » CoreServices. Allí mantenéis pulsada la tecla control (ctrl) y hacéis clic en Asistente de Configuración, mostrando un pequeño menú. Debéis hacer clic en la segunda opción: “Mostrar contenido del paquete“. A continuación accedéis a la carpeta Contents » Resources. Allí debéis hacer lo mismo que habéis hecho con el Asistente de Configuración, sólo que esta vez sobre el archivo TransitionSection.bundle.  De nuevo accedemos a las carpetas Contents » Resources y veremos los archivos intro.mov e intro-sound.mp3, que corresponden al vídeo y a la música (respectivamente).

Otra forma más rápida de acceder es abriendo una ventana de Finder, y haciendo clic en Ir » Ir a la carpeta…, o pulsar la combinación de teclas mayus comando G (⇧⌘G) y en el recuadro que aparecerá escribir: /System/Library/CoreServices/Setup Assistant.app/Contents/Resources/TransitionSection.bundle/Contents/Resources/.

Si no teneís un Mac o simplemente no tenéis ganas de rebuscar los archivos pero sí queréis ver el vídeo, lo he subido a Youtube y podéis verlo a continuación.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=5Nn1e9Ti03Q[/youtube]

Desactiva la búsqueda en el diccionario y la calculadora en Spotlight

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

Spotlight

Resultados de la calculadora

Resultados de la calculadora

A partir de Leopard, Mac OS X ha incorporado el diccionario y la calculadora a los resultados de Spotlight. Para muchos la búsqueda en el diccionario y los resultados de la calculadora pueden ser imprescindibles en su día a día, sin embargo, a otros (entre los que me incluyo), nos molestan las definiciones del diccionario cuando buscamos una aplicación. Y es que más de una vez me ha pasado que buscando “Instantánea” (aplicación que sirve para sacar capturas de pantalla), Spotlight me ha devuelto como mejor resultado la defición de “Instantánea” del diccionario, en lugar de la aplicación.

Lo mismo puede ocurrir con la calculadora (aunque a mí no me molesta ésta para nada), y puede que nos sea más práctico deshabilitar ambos resultados, evitándonos pérdidas de tiempo innecesarias. Para ellos basta con abrir una terminal y escribir:

defaults write com.apple.spotlight DictionaryLookupEnabled NO
defaults write com.apple.spotlight CalculationEnabled NO

La primera línea deshabilita los resultados del diccionario mientras que la segunda los de la calculadora. Ambos comandos son reversibles: cambiando el NO por YES los activaremos en lugar de desactivarlos. Después de usar uno de los dos comandos (o ambos), tendremos que reiniciar Spotlight, cosa que podemos hacer con otro comando:

sudo killall Spotlight

¡Y listo! Ya nos hemos quitado de encima esos resultados que tanto nos molestaban.

Ya puedes comprar Mac OS X Snow Leopard

Beware: This post was published 6 years ago and its content may be outdated.

Desde hace unas horas ya se puede comprar Mac OS X Snow Leopard (10.6) en la Apple Store on-line, y (aunque no lo he comprobado) seguramente también se podrá comprar en cualquier tienda que venda productos Apple.

Con motivo de este lanzamiento, en Applesfera han hecho un pequeño reportaje sobre los cambios que ha ido teniendo Mac OS X a lo largo del tiempo (algo parecido a lo que publiqué yo anteayer pero más centrado en Mac OS X). Si estás interesado en los cambios de la apariencia de Mac OS X, es un artículo indispensable.

¿Mac OS X o Windows?

Beware: This post was published 7 years ago and its content may be outdated.
Mac OS X Leopard

Mac OS X Leopard

Muchos nos sentimos “atraídos” por los productos de Apple, ya sea por sus bonitos acabados, por su fama o por curiosidad. Algunos vamos más allá y realmente nos planteamos comprar algún producto de Apple, tal vez un iPod, tal vez un monitor, etc. Sin embargo el producto estrella de Apple son sus equipos (tanto de sobremesa como portátiles), es decir, los Macs.

Y entonces surgen las dudas: ¿Vale la pena un Mac? ¿Funcionará mejor que mi antiguo PC con Windows? ¿Será una buena inversión o estaré tirando el dinero? Pues bien, en esta situación buscamos información sobre Mac en los buscadores y encontraremos comentarios de personas que adoran a Apple y sus productos y personas que los odian, cuyos argumentos, en su mayoría, son cosas como: “Windows es una mierda”, “En Mac no funciona nada”, etc.

Así no llegamos a ningún sitio. Las dudas siguen donde estás, y de repente leemos comentarios como “Los Mac sólo sirven para el diseño gráfico”, afirmación de la que estoy totalmente en contra. Y bien, ¿cuál es el objetivo de este artículo? Es sencillo: Después de un par de semanas usando Mac OS X voy a exponer mi situación y las cosas en las que Mac OS X me ha gustado y en las que me ha disgustado, comentar sus puntos fuertes y sus debilidades, dejando de lado odios irracionales hacia Microsoft o Apple, y compararlo un poco con Windows.

Para tratar de llegar a todo el mundo voy a dividir el análisis en dos partes (una enfocada al uso doméstico y la otra enfocada al uso profesional) y una última recapitulación y comparación de precios.

Mac OS X para uso doméstico

Muchos dicen: “Mac es sólo para edición de vídeo y diseño gráfico”. Pues bien, no puedo estar más en desacuerdo con esa afirmación. Imaginemos una persona que use el equipo en casa para jugar, navegar por Internet, ver películas, escuchar música, organizar las fotos de sus viajes y escribir de vez en cuando alguna carta o documento.

Es cierto que Mac va bastante mal en el tema de los juegos. En realidad el rendimiento de los juegos no es peor (tampoco es que sea mucho mejor, es similar), pero hay muchos más títulos para PC que para Mac. De hecho el único juego que tengo para Mac son Los Sims 3, y únicamente los tengo porque el disco incluye la versión de PC y Mac.

Navegar por Internet con Mac y con PC es básicamente igual. Algunos usos “avanzados” de la conexión a Internet, como compartir Internet por Wi-Fi o por cable es más fácil en Mac que en Windows. Además el navegador que viene por defecto en Mac OS X, Safari, es muy superior a Internet Explorer en cumplimiento de los estándares y se integra mejor que Internet Explorer en el Sistema Operativo. Por ejemplo, cuando estamos descargando un archivo con Safari, en lugar de ver el archivo en el Finder (el explorador de archivos de Mac OS X), vemos un icono y una barra de progreso que avanza a medida que se descarga el archivo.

Ver películas y escuchar música en Mac también es similar en Windows. La principal diferencia que hay está es si tienes un iPod. Si lo tienes toda tu música se sincronizará sin problemas con tu iPod y podrás gestionar toda tu música y vídeos desde una única aplicación. iTunes tiene algunas funciones que, por ejemplo, Windows Media Player no tiene: Genius (que crea listas de reproducción con canciones similares a una que elijas tú) o iTunes DJ (que crea listas de reproducción con canciones a azar de tu biblioteca) no existen en Windows Media Player.

El tema de organizar las fotos y crear presentaciones es muchísimo mejor en Mac que en Windows. Cuando compras un Mac viene preinstalado iLife, un paquete de software que incluye programas como iPhoto o iMovie, con los cuales podemos organizar las fotos y montar vídeos sencillos pero bonitos en cuestión de minutos. Para comenzar, iPhoto te permite poner un título a la foto (o conjuntos de fotos), establecer el lugar donde se tomaron, puntuarlas y añadirles una descripción. Las fotos se organizan en eventos, en lugares y en… caras. Aunque parezca raro, iPhoto busca en las fotos caras, y si le indicas quién es quién, acabará por encontrarte en todas tus fotos. Luego puedes ir a la sección “Caras” de iPhoto y ver todas las fotos en las que sales. Otra función útil es el retoque automático, que cambia un poco el brillo, contraste y saturación para mejorar las fotos, pero no es nada del otro mundo.

Sobre la creación de vídeos y presentaciones, iMovie supera con creces a Windows Movie Maker. Es más fácil de usar y más completo. Junto con iDVD (que vendría a ver Windows DVD Maker) podemos crear un DVD fantástico con nuestras fotos (por ejemplo). Algo que me gusta mucho de iDVD y que no podía hacer en Windows DVD Maker es que añadir archivos al DVD. No ya al menú, sino, por ejemplo, montar un disco con una presentación de las fotos y luego tener una subcarpeta con todas las fotos para poder imprimir una o copiarla y editarla sin problemas.

En Mac hay varias alternativas al Office de Windows. Para comenzar podemos usar la versión de Office para Mac, aunque también tenemos alternativas como iWork o incluso el OpenOffice.

Ahora pasaré a comentarlo enfocado a usos profesionales.

Mac OS X para uso profesional

Imaginemos que trabajas en diseño gráfico, programación, o en una oficina. En casi cualquier trabajo que uses un ordenador podrás usar un Mac. Y… ¿Por qué digo casi? Pues bien, yo también uso el ordenador para diseño web y programación, y suelo usar el conocido Adobe Creative Suite. Sin duda alguna ha sido un gran punto a favor de Mac, ya que si no hubiese tenido el software que suelo usar tendría que haber buscado una alternativa, y éste es el principal problema en el uso profesional.

Muchas veces podemos encontrar un sustituto para Mac, pero hay veces en las que no necesitamos un sustituto, sino ese mismo software para Mac. Aquí no hay solución, Mac no te servirá, pero tampoco lo hará nada que no sea lo que usabas antes. Pero ahora, supongamos que puedes usar otro software y que lo haces y sigamos con el análisis.

Tanto si trabajas por cuenta propia como si tienes que tratar con clientes, una agenda de contactos y un calendario son fundamentales. En Windows tenemos un calendario, pero el tema de la agenda de contactos deja mucho que desear. En Mac tenemos Agenda para los contactos y iCal para el calendario. Ambos programas están bastante bien, pero mejoran mucho si dispones de un iPod Touch o un iPhone. Mac sincroniza tus contactos con el dispositivo en ambos sentidos, me explico: Imaginemos que tienes toda tu agenda en el Mac y conectas un nuevo iPod. Mac sincronizará los contactos y tendrás todos tus contactos en el iPod. Ahora imaginemos que conocemos a un nuevo potencial cliente y añadimos sus datos al iPod. Al volver a casa y conectar el iPod con el Mac, éste añadirá el nuevo contacto a la agenda del Mac. Pero la cosa no se queda ahí, también puedes sincronizar los contactos de, por ejemplo, Gmail, con lo cual tendremos también los contactos de Gmail en nuestro Mac y nuestro iPod, y los contactos de nuestro Mac y nuestro iPod, en Gmail.

Otra de las cosas que me encantan de Mac OS X es que puedes personalizar bastante el Finder. Aunque parezca tonto, en realidad es muy útil. Yo suelo trabajar con servidores MAMP (antes WAMP y LAMP) locales, y el problema que tenía es que la ruta a la carpeta raíz del servidor solía ser cosas como: /etc/var/www/ (en Linux), C:/Servidor/www (en Windows) o /Applications/MAMP/htdocs (en Mac). Para acceder a estas carpetas tenía que ir entrando desde la principal hasta ellas, con lo que perdía bastante tiempo. En Mac puedo añadir un enlace a la barra lateral del Finder y acceder a ella con un sólo clic desde cualquier carpeta.

Otra de las utilidades clave de Mac OS X es Time Machine. Es un software que crea copias de seguridad de forma automática en un disco duro externo (da igual la marca, no es necesario que sea de Apple). Crea una copia cada hora durante el último día. Una copia diaria durante el último mes y una copia semanal durante los meses anteriores. Además, podemos usar Time Machine no sólo desde el Finder, sino también desde iPhoto, por ejemplo, y además podemos realizar una búsqueda desde el Finder, usar Time Machine y obtener copias de seguridad de los resultados de la búsqueda. Por último, si reinstalamos Mac OS X, Time Machine nos permitirá copiar todos los archivos de nuevo a nuestro equipo y reinstalará todo el software que teníamos.

También disponemos de Exposé, un sistema que nos muestra las ventanas que tenemos abiertas organizadas por el escritorio, de forma que es más fácil ver qué tenemos abierto y cambiar de aplicación. Si además tenemos un MacBook, podemos usar gestos con cuatro dedos para activar Exposé. Es realmente cómodo.

Junto con Exposé tenemos Spaces, otra utilidad que nos permite tener hasta 16 escritorios y nos deja elegir en qué escritorio se debe abrir cada aplicación. Esta última utilidad la uso bastante menos que Exposé, pero muchos usuarios la agradecen.

Por último, la ausencia de virus en Mac OS X hace que tengamos un mayor rendimiento, eliminando un software innecesario y la molestia de analizar los archivos y el disco duro.

Recapitulación y precios

Ya he comentado las ventajas y los inconvenientes de Mac para el uso doméstico y el profesional, y básicamente la principal ventaja de Mac es que Mac OS X es un Sistema Operativo bastante superior a Windows, que se integra a la perfección con otros productos de Apple, como iLife o los iPods. Y el principal inconveniente es la incompatibilidad con el software para Windows. Aunque claro, también hay que aclarar que puedes instalar Windows en un Mac.

Ahora bien, se critica mucho el precio de Apple (y con razón). Los Mac son más caros que un PC. ¿Es cierto? Sí, lo es. Es totalmente cierto. Comprar un PC te sale mucho más barato que comprar un Mac, sin duda alguna. Pero hay que tener en cuenta si nos compensa o no el precio, tanto en años que vamos a usar el equipo como en problemas y dolores de cabeza que nos ocasiona. Al fin y al cabo existe el dicho de: “Lo barato sale caro”.

En resumen, y dando por supuesto que tienes presupuesto para comprar tanto Mac como PC:

  • Si quieres un equipo para ver películas, escuchar música, hacer un DVD de vez en cuando, organizar las fotos, navegar por Internet y no tener que calentarte la cabeza con virus y demás, cómprate un Mac.
  • Si quieres un equipo para jugar, cómprate un PC.
  • Si quieres un equipo para trabajar y no tienes requisitos mínimos de software, cómprate un Mac.
  • Si quieres un equipo para trabajar y necesitas software específico, cómprate un PC.

El icono de servidores PC de Mac OS X Leopard

Beware: This post was published 7 years ago and its content may be outdated.
Icono de PC

Icono de PC

Estaba conectado a una red Wi-Fi con mi Mac cuando se me ocurre mirar qué equipos estaban conectados a la red… todos eran PCs.

Entonces se me ha ocurrido mirar a ver qué información me daba Mac OS X en el menú Obtener información, y lo más curioso ha sido el icono que representa a los servidores PC, que podéis ver en la imagen de la izquierda.

Es básicamente un monitor CRT (los que son “gordos“) con un pantallazo azul de la muerte, el típico error de Windows.

Como última cosa graciosa, el equipo se llamaba celinux, tal vez porque tuviese instalado alguna distribución de Linux,  así que no creo que esa pantalla tenga mucho que ver con el equipo, pero no deja de ser graciosa.

Aprende a instalar Mac OS X desde un dispositivo extraíble

Beware: This post was published 7 years ago and its content may be outdated.

Hoy han publicado en Applesfera una guía para instalar Mac OS X Leopard (aunque en teoría se debería de poder usar el mismo método para otras versiones de Mac OS X, como Tiger o Snow Leopard) desde cualquier dispositivo de almacenamiento extraíble.

Con este método, además, podremos reducir el tamaño del instalador y no será necesario usar un DVD de doble capa o un dispositivo con 8 GB de memoria, sino que podremos llegar a reducir esas 8 GB a la mitad, con lo que podremos guardar el instalador en un DVD de una sola capa o en un pendrive (o una memoria flash).

Podéis leer el tutorial aquí.